4/20/2005

Una más y nos vamos

Víctor acababa de salir del campo después del segundo tiempo feliz porque su equipo terminaba de ganar 2 - 0. Se bajó las medias y se desabrochó las espinilleras para sentirse más cómodo, se desfajó la playera y se acercó al Charal que también salía del campo después de recoger el balón que ellos habían traído, no fuera a pasar como quince días antes que se lo llevaron los del otro equipo y les dejaron el más culero.
- ¡No mames wey, que pinche baile les metimos!
- Sí wey - contestó el Charal - ¿Qué se va armar ahorita?
- ¿Pues vamos a celebrar la victoria, no? Vamos a mi casa por unas chelas
- ¡Sale! Deja le digo al Paco que se traiga su nave y en la tuya ya nos vamos unos y la mitad con el Paco.
- Orale, no te tardes wey para irnos rápido.
Víctor les avisó al Caimán, al Beto y a Miguel. Poco después, el Charal estaba de regreso con ellos.
-Ya wey, dicen que nos siguen.
- Vámonos entonces - contestó Víctor.
La casa de Víctor no quedaba lejos del campo, pero como casi siempre después de un partido salía algo para "celebrar" acostumbraba llevar el coche y así darles un raid a los demás. La semana pasada que habían perdido, el Charal fue el que invitó las cervezas para consolarse de la derrota, Víctor ese día prometió su casa para la siguiente semana. Le dijo a su mujer desde el miércoles que regreso del trabajo que el domingo iban sus "compas" después del partido, por lo que le encargó que comprara botana para los trece que seguramente irían, porque era raro que uno de ellos faltara. Victor arrancó al ver que el Paco estaba ya atrás de él esperando a que este les dijera donde, ya que desde que Víctor se casó, nadie había dio a su casa.

1 comentario:

BERE,RAYHEART dijo...

como siempre me dejas en suspenso pero te leere con ansia. y ese fue el fin de me esperan? me quede con ganas de màs.

saludos: YOUR BEST FRIEND BERERAYHEART