4/17/2007

Huesos saqueados

El Panteón Jardín siempre ha sido uno de los más visitados de México según algunos, ésto porque en él se encuentran los restos del ídolo de México: Pedro Infante. A mí la verdad que no me importaba demasiado, sabía esto porque lo ví en el noticiero; la celebración de los 50 años de su muerte; un ídolo al que mi madre seguía admirando aunque no le tocó tampoco verlo actuar, de esos ídolos que pasan de generación en generación y de los que se entera uno por las repeticiones de sus películas los domingos después del fútbol.
Lo que me llamaba la atención era la forma en como se había producido el robo, que aunque los familiares aseguraban que no existía tal suceso. Yo sabía que habían robado la tumba, me lo dijo una vez el Chupas cuando andaba de pedo conmigo, pero eso fue hace mucho, tanto que lo mandé a la reverenda chingada por choro.
El Chupas sabía porque uno de sus cuates del trabajo le había dicho que uno de sus primos que trabajaba en el panteón había escuchado una vez hablar al vigilante sobre la tumba con unos gringos que preguntaban y preguntaban sobre la tumba; según me dijo el Chupas y le dijeron a él, era una pareja, un gringo y una gringa. Llegaban en micro al panteón y se pasaban las horas frente a la tumba: sacándole fotos, platicando con los visiantes y de vez en cuando con el cuidador daba la ronda con él; otras con la familia, pero cada ocho días se les veía por allá. Esa vez como andaba tan pedo, no le creí que le habían dicho que el cuidador oyó que le contaban que en EU el difunto era bien admirado y que hasta ganas de llevárselo les daban; de hecho el Chupas tampoco lo creyó.
Eso había sdo unas semanas antes de que se corriera el rumor del saqueo. Corrieron los escándalos del saqueó a pocos días de su aniversario luctuso, esos de que estaba en remodelación la tumba, que la familia decía pa' mantener el secreto de que los huesos del ídolo andaban por la frontera junto con el cuidador de la noche y la pareja de gringos. El trabajo se había hecho en la madrugada volaron la tumba y sacaron los huesos, salieron en un camión (eso me dijo el Chupas que le contaron porque el cuidador de la mañana avisó que faltaba un camión de servicios del panteón, pero no prosiguió porque se encontró dos cuadras más adelante y no se quería levantar escándalos). El rumor del robo lo dijo el cuidador la primera vez que lo entrevistaron para decir cuantos iban a ver la tumba por esas fechas, sin querer se le salió lo del robo a pesar de que se lo habían prohibido.
Ahora si le creo al Chupas, no es que no le crea cuando anda pedo, sino que simplemente acabo de dar mi oferta por el femur de Pedro en una página de internet, sería un buen regalo de día de madres.

1 comentario:

el Dave dijo...

ok mijo muy buena cuentin me agrad´ø.